¿Te gustaría tener las cenizas de tu ser querido en un diamante?

La primera funeraria en Chile que trae la elaboración de diamantes hechos con las cenizas de ADN del ser querido. La confección de los cristales se realizará en Reino Unido y llega a Chile de la mano de la funeraria Iván Martínez desde noviembre de este año.

La principal funeraria nacional comenzará desde noviembre a ofrecer al país una innovadora forma de guardar los recuerdos de los difuntos para mantenerlos presentes en el día a día a través de un diamante creado con sus cenizas.

Dentro de los diferentes congresos, seminarios y cursos que ha participado Iván Martínez respecto a los avances de la industria funeraria en el mundo, conoció la creación de esta nueva forma de dar vida a los que ya no están, con la creación del diamante.

“Surge la idea de traer a Chile este innovador concepto que se está entregando en otros mercados del mundo. Cuando conocí la opción de crear un diamante con las cenizas y/o el ADN de nuestros seres amados fallecidos, encontré que era el momento de que Chile también experimente este concepto” comenta Martínez.

La creación de estas piedras preciosas se realiza a partir de las cenizas cremadas o cabello de los fallecidos o también y por qué no, de las mascotas que son tan importantes dentro de las familias chilenas.

CERTIFICADOS DE AUTENTICIDAD

El diamante, se demora alrededor de dos meses en su creación y despacho, cada uno es diferentes entre sí y no existe uno igual en todo el mundo, ya que se utiliza el ADN de la persona fallecida.

Cada elemento que se produce tiene un Certificado de Autenticidad emitido por un laboratorio en Suecia. Dicho documento incluye el informe completo de la calificación del producto y confirma su origen. Garantiza que cada diamante creado es 100% genuino y es física, química y ópticamente idéntico a los diamantes extraídos de la tierra, e incluye el ADN de la persona.

Además, posee una garantía de por vida, gracias a la tecnología el diamante no se desvanecerá con el tiempo ni tendrá defectos.